La montura

De nada nos sirve gastarnos miles de euros en el mejor telescopio del mercado si luego no contamos con un buen sistema de apoyo. Este sistema debe ser estable, robusto y debe permitir el movimiento del telescopio cuando queramos apuntar a algún objeto celeste en particular.

Si alguna vez ha visto un telescopio habrá notado que el tubo está apoyado sobre un trípode. Hay trípodes de distintos tamaños, materiales y acabados pero, por lo general, tiene tres patas telescópicas de acero aluminio o madera, gomas en las puntas para evitar que las vibraciones del suelo lleguen al tubo del telescopio y suelen incorporar una bandeja para que el astrónomo coloque los oculares que utilizará durante la observación

Montura ecuatorial
La monturas de calidad son robustas y estables.
Sus patas terminan en puntas de goma para absorber las vibraciones.


Nivel de burbujaEn la parte superior, en la base donde se unen las patas, tienen un nivel de burbuja. El astrónomo ajustará la longitud de cada pata hasta que el nivel indique que la base está nivelada horizontalmente.

Los trípodes buenos son pesados. Así se evita que el telescopio se mueva si alguien lo golpea en un descuido. Yo tengo un pequeño Meade ETX-70. Su reducido tamaño lo convierte en un telescopio ideal para echarlo a la espalda y salir al campo a observar. Es muy manejable y claro, el hecho de que sea tan ligero hace que el trípode sea de aluminio y de una calidad baja. En más de una ocasión, alguien le ha dado un golpe durante una observación y ha movido el telescopio. Al moverlo, el telescopio pierde la referencia del cielo y se desajusta. En estos casos, me toca desmontar el telescopio de la base, volver a comprobar el estado del nivel, montar de nuevo el telescopio y empezar desde cero con el proceso de alineación. Un incordio, os lo aseguro.

Por eso los telescopios de cierto nivel no se pueden montar sobre trípodes como el del ETX-70. Es necesario contar con un trípode más pesado y más robusto, aunque sea menos manejable que el mío.

ETX-70
El Meade ETX-70 es muy ligero y está diseñado para que sea fácil de transportar. Por eso, el trípode es de aluminio y pesa muy poco.

  Ir a página: 1 - 2 - 3 Página siguiente